Saltar al contenido

Adaptación a la vida adulta

Pasar de la adolescencia a ser una persona adulta requiere de múltiples experiencias y aprendizajes al enfrentarse a situaciones reales que implican la toma de decisiones y el desarrollo autónomo de nuestras vidas.

A veces, este proceso puede ser aún más arduo cuando se cuentan con dificultades de habilidades sociales, falta de asertividad, dificultades de comunicación y lenguaje, déficits cognitivos o físicos. Sin embargo, en SENSORIA creemos en que facilitar esta etapa de la vida reside, principalmente, en ofrecer esas oportunidades.

image7

Por ello, dependiendo de tus capacidades, adaptamos las actividades a realizar para garantizar el éxito de las mismas y, así, su aprendizaje:

  • Toma de decisiones: ropa que vestir, qué comer, qué hacer un fin de semana…
  • Control de finanzas: manejo del dinero.
  • Realización de compras.
  • Llamadas telefónicas.
  • Uso de redes sociales.
  • Participación social: reunión de amigos y amigas, y en la familia.
  • Organización de eventos: cumpleaños, navidades…
  • Sexualidad.
  • Introducción al ámbito laboral.
    Etc.